El lenguaje que nos hablamos. Una propuesta de cambio para Venezuela

En el presente artículo esbozo algunas ideas y conceptos sobre como  el lenguaje que nos hablamos a nosotros mismos, como individuo y como sociedad, nos programa mentalmente e influencia demanera determinante nuestra historia, nuestro futuro y  nuestro destino.  De allí  lo importante que sería que nuestro liderazgo político, empresarial, laboral y religioso comience a construir narrativas diferentes, si en realidad queremos insertarnos en la economía global y en la comunidadinternacional, a sabiendas de que los efectos ocurren a destiempo, ya que dudo mucho que se pueda lograr enprofundidad un cambio de timón en las generaciones que actualmente lideran anuestras comunidades y que los principales clientes de ese cambio estaríanrepresentados por las nuevas generaciones.

Quiero  dejar claro, que cuando conversamos aquí sobre el Lenguaje, no lo hacemos desde una aproximación de pureza y precisión al estilo de la Real Academia de la Lengua o desde el punto de vista de la rigurosidad  jurídica, sino que lo enfoco como un medio de comunicación que tiene una poderosa influencia tanto en emisores como en receptores, y que actúa muy profundamente en nuestroinconsciente colectivo, generando programaciones mentales,  creencias, valores y hábitos muy difíciles de cambiar o remover de la noche a la mañana.

El enfoque metodológico lo adopté de la Programación Neurolinguistica (PNL), y en este sentido, me tome la libertad de  extrapolar los usos psicoterapéuticos, organizacionales y de adiestramiento a ámbitos y espacios mayores. Razón por la cual considero que todas las distinciones que se manejan son tendencias y no pretenden ser verdades absolutas, dada la diversidad de las poblaciones y países que conformanestos espacios geográficos.

Otro punto importante es que no pretendo en este documento regodearme con aspectos descriptivos y diagnósticos sobre la situación, documentos  que ya existen en buena cantidad, sino presentar una propuesta de acción que se oriente al cambio de la situación país, en un plazo lo más cercano posible.

Comencemos pues: 

Rechazo del dolor vs Atracción por el Placer

En general el ser humano actúa en función de dos tipos de programas: Se orienta hacia la búsqueda del placer, hacia lo positivo o actúa rechazando el dolor. A este respecto, considero que  nuestra sociedad está orientada a la segundade estas alternativas, es decir al rechazo del dolor, a arreglar las cosas delpasado, no a crear lo que queremos. Es por esta razón que lo que nos mueveelectoralmente son los pensamientos de  lucha contra los corruptos, contra la inseguridad, contra la escasez, muy raramente algún candidato presenta un plan bien elaborado que nos esboce un proceso de construcción por y para el país futuro, que nos enamore con los objetivos a lograr y con el bienestar asociado a estos fines. Los procesos de visualización del futuro son bien escasos en nuestro lenguaje político, y no me estoy refiriendo a la construcción de autopistas y hospitales– que son necesarios, no hay duda  – sino a líderes que nos enamoren del país, que nos orienten por y para  como producir riqueza y bienestar en vez de repetirnos y machacarnos hasta el cansancio la máxima populista de como vamos a repartirnos lo poco que nos queda; líderes que nos proporcionen un sueño, tal como lo hicieron Bolivar, Martin Luther King, Nelson Mandela y tantos otros que lograron construir libertades y naciones. Líderes que nos comuniquen “un sueño” y no nos repitan hasta el cansancio  “fuera Maduro”. Porque simplemente el problema no es Maduro y si no construimos ese sueño, tendremos no uno sino muchos Maduros en nuestra historia por venir. Se necesita un liderazgo con sueños por lograr no con asuntos por arreglar. Si queremos esto último será  mejor que nos busquemos a un plomero – sin querer ser despectivo en relación a esta honorable profesión -.

Orientación al Pasado vs Orientación al Futuro.

Muy ligado a lo anterior,desarrollamos  esta segunda caracterización. Nos orientamos casi siempre al pasado, hablamos de nuestrospróceres, de la constitución. Cuando se trata de dilucidar algún conflicto o algún tema, vemos por el retrovisor y esbozamos alguna frase célebre de nuestros antepasados. No hay duda que el pasado es importante, porque nos genera aprendizajes, pero no se construye futuro si estamos anclados en el pasado.

Para construir futuro requerimos propósitos y metas claras.

Quisiera ejemplificar esta situación con una frase que nos repetimos hasta el cansancio  “Quiero salir de la Quinta República” pero no quiero regresar a la Cuarta”, es decir, nos negamos a ambas situaciones. Y yo preguntaría ante tal aseveración: Muy bien eso es lo que no quieres, ni la cuarta ni la quinta, pero podrías enunciarme tus deseos en positivo y decirme ¿Qué es lo que quieres? Porque de lo contrario nos quedamos en ese limbo, expresando que rechazamos las dos alternativas, pero sin terminar de construir la alternativa nueva  que realmente queremos. El caso de Donald Trump ilustra muy bien la estrategia adecuada  cuando mantiene durante su campaña el slogan triunfador: “Make America great again”, donde desarrolla dos presuposiciones básicas: America fue grande una vez, America no es grande hoy y finaliza con una afirmación, la más importante por estar ligada al futuro: “HAGAMOSLA GRANDE DE NUEVO”.

Orientados a la palabra vs Orientados hacia la tecnología.

Si bien estas distinciones  se parecen a la anterior, tienen un componente adicional que me hace considerarla aparte: se trata de que en las sociedades avanzadas cuando se generan situaciones por resolver, primero se crean las soluciones tecnológicas y luego se les da el ropaje jurídico, en cambio, en nuestras sociedades vamos directamente al decreto o a la ley. Generamos muy poca, por no decir, ninguna tecnología propia. Y lo que hacemos es aplicar tecnología de otros países lo que incide en el poco valor agregado de nuestras economías que son por lo general extractivas y primarias. 

-Pero como nos gustan los celulares novedosos, las TV o los automoviles de última generación-

El punto es que no se estimula la creatividad ni la  actividad tecnológica, manteniéndose la creencia de que la palabra – en forma de decreto o ley – lo resuelve todo mágicamente. Y si mantenemos estas condiciones nos será imposible alcanzar niveles de sociedad mas avanzados.

A este respecto me recuerdo de la conversación con un amigo que me señaló las diferencias entre las sociedades anglosajonas y las nuestras: Los anglosajones son 95% de transpiración y 5% de inspiración, mientras que nosotros somos 5% de transpiración y 95% de inspiración

Exaltación de la pobreza vs descalificación de la riqueza.

En el lenguaje político y religioso tiende a darse esta orientación y decimos cosas como estas: bienaventurados los pobres…………o la famosa frase en la cual se hace alusión al  “orificio de una aguja”, y así sucesivamente. Se tiende a vincular la riqueza a situaciones  de opacidad en la obtención de los bienes, a demonizarla y a considerar a los poseedores de tales riquezas, como seres despreciables y poco humanos. Sobre todo esto ocurre en ambientes políticos y religiosos, donde están los personajes con más alta significación e importancia de la sociedad, las personas en las cuales creemos o en las que necesitamos creer. Y a estas  razones se le agrega una adicional:  la manera como los políticos mantienen un populismo, basado en las promesas para salir de la pobreza, las cuales al no estar vinculadas al trabajo y a lageneración de riqueza, por lo general conforman parte del realismo mágico y de una realidad virtual que no se cumple. Pero la verdad verdadera –como dirían algunos-  es que nos gustan los bienes que se generan con la riqueza: un automóvil de lujo, una vivienda cómoda, la buena comida y pare Ud. de contar, generándonos creencias discordantes y encontradas.

Esta situación de descalificación de la riqueza, acompañada  del deseo natural de obtenerla, crea en el ser  humano disonancia cognoscitiva, contradicciones muy difíciles de superar. Mientras, y en contraposición a nuestra ideología de la pobreza,  las religiones de  sociedades más avanzadas estimulan la riqueza  como una manera de darle el bienestar necesario a la familia, lo cual no es visto como privilegio alguno sino como la principal responsabilidad de un líder dehogar.

Locus de control externo vs locus de control interno.

En este punto aparece una característica muy pronunciada de nuestras sociedades: la de estar muy orientadas al locus de control externo y echarle la culpa de lo que nos pasa a los demás,haciendo responsable a otros de nuestras malas decisiones, del desastre económico por el que estamos atravesando o de los conflictos que tenemos internamente o con otras comunidades. Esta característica es especialmente poderosa en regímenes del tipo comunista o socialista, y es aplicada conscientemente con la intención de mantener manipulado y engañado al pueblo para lograr una ganancia secundaria: que se vea a los países adversarios al comunismo  como países enemigos, como  los responsables de todas las situaciones de hambre, escasez y miseria por las que están pasando. Mientras sigamos evadiendo nuestras responsabilidades y achacándole la culpa a otros, llámense estos “el imperio”, “el niño”, “la niña” o cualquier causa humana o natural,seguiremos sin tomar el control de nuestro futuro

Orientación al poder vs orientación al logro.

En las investigaciones que McClelland hizo en los años 70, dejo establecido que la sociedad Norteamericana  está muy orientada al Logro, entendiendo por logro el fuerte deseo de obtener resultados en toda la extensión de la palabra, académicos, profesionales, deportivos  o empresariales, incluyendo los resultados económicos. Mientras que  nuestras sociedades están muy orientadas alpoder por el poder mismo, lo que explica los resultados científicos,tecnológicos y económicos que hemos logrado hasta el momento.  Eso nos lleva a la necesidad de exigirle a nuestros gobernantes un cambio fundamental en sus narrativas y en sus resultados, premiando y estimulando a aquellos que vinculen la política con las necesidades de una sociedad que quiere lograr progreso científico, tecnológico y económico.

Adicionalmente a estas cualidades contrastantes, analizadas anteriormente, existen algunas consideraciones adicionales sobre el “lenguaje que nos hablamos” que tienen un peso muy poderoso sobre nuestros pensamientos y nuestro accionar y que nos diferencian significativamente de otras sociedades más desarrolladas. Una de estas consideraciones es la afirmación religiosa referida a que todos somos pecadores, la cual  me parece absolutamente inadecuada  y orientada a exacerbar los sentimientos de culpa. Y mantengo que es una frase totalmente inadecuada y hasta irrespetuosa,  porque se está metiendo con la identidad de cada uno de nosotros  y asignándonos una característica que es inmodificable, que nos acompañará por el resto de nuestra vida y que no es necesariamente cierta. A tal punto que me pregunto que ocurrirá en la mente de un niño de cuatro años, cuando le enrostran esa característica. Me imagino que se preguntará que significa  y “como se come” tal afirmación. O en la mente de un español, que dirá de pronto “jodeeeeee.. si yo soy un pecador por definición, y eso es inmodificable, pues coño que vamos a hace……. Vamos a peca….”.

La otra característica adicional a la cual quiero aludir es de naturaleza jurídica, y aunque pareciera no ser explícitamente señalada, si lo es implícitamente, y acompaña las actitudes y el modo de ser  del sistema jurídico y de la sociedad. Se trata de la creencia de que “todos somos culpables hasta que se demuestrelo contrario”. Esto nos coloca una carga adicional en nuestra estructura psicológica de culpa que colide contra la necesidad de tomar riesgos y emprender, a costa de equivocarnos;  a diferencia de sociedades más avanzadas que aplican la máxima contraria: “todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, lo cual genera una descarga  psicológica importante y potencia sentimientos de autoestima. 

Hasta aquí algunas consideraciones- faltándome algunas otras que no desarrollo en este artículo para no hacerlo tan extenso-  que nos permiten  llegar  a la siguiente conclusión:  

Si queremos lograr resultados diferentes tenemos que hablarnos a nosotros mismos y hablar a los demás con un lenguaje diferente, porque, quierase o no, el lenguahe que ns hablamos es el disparador de nuestros programas mentales, creencias y valores y constituye el flujo decomunicación que actúa como el sistema sanguíneo de nuestra sociedad y determina, en buena medida, los resultados que logramos.

Propuesta

Con este peso lingüístico encima, con esta programación que hemos venido sufriendo desde hace cientos de años, yque está  alojada en el mero centro denuestro Inconsciente Colectivo, nos es muy difícil  convertirnos en una sociedad sana, fuerte y competitiva, que pueda superar los retos que representa una economía global y pueda insertarse en el núcleo de los países en desarrollo.  Es por ello que lanzo el  siguiente esbozo de una propuesta de cambios, orientada a rediseñar “EL LENGUAJE QUE NOS HABLAMOS”, y en consecuencia, a lograr un giro importante en nuestro identidad como país, en nuestros  valores y creencias   

Dicha propuesta estaría fundamentada, en la necesidad de reprogramar e instalar en nuestros circuitos neuronales y en nuestro inconsciente colectivo, un lenguaje adaptado a los nuevos tiempos, especialmente a nivel de la edad escolar, usando Programación Neurolingüística (PNL) por ser esta la  tecnología más adecuada para llegar al punto donde nos interesa penetrar, al Inconsciente, donde  están alojados nuestros automatismos, hábitos, creencias y valores que de alguna manera determinan nuestro accionar y nuestros resultados.  Para lo cual se hace indispensable estructurar un proyecto que abarque prioritariamente a los estratos escolares, al sector político como principal responsable de la dirección del país, y adicionalmente a los responsables de generar cambios económicos que nos resultan prioritarios, me refiero a los sectores industriales, comerciales y turísticos.

Dicha propuesta de cambio estaría inicialmente focalizada en un área piloto, me refiero a la Isla de Margarita, por ser esta una comunidad manejable desde el punto de vista del alcance del proyecto, que a su vez ha venido desarrollando múltiplesiniciativas de emprendimiento.  Y requiere de un sólido y fuerte apoyo financiero.

Un comentario sobre “El lenguaje que nos hablamos. Una propuesta de cambio para Venezuela

  • el 19/12/2018 a las 3:54 pm
    Permalink

    Estupendo artículo! Gracias amigo Oswaldo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas