Revalorizar el Inmueble es posible sin un bolívar.

¿Quieres revalorizar tu inmueble? Hay una manera económica, lenta, pero segura de darle valor agregado a tu inversión:
Muchos arreglan y embellecen su casa, de la puerta para adentro, y no les importa lo que pasa en los pasillos y áreas comunes de su propiedad, porque… no sé si lo tienes consciente: Las áreas comunes, también forman parte de tu inversión.
¿Qué sucede cuando un propietario quiere vender y obtener lo que han invertido en la remodelación de un apartamento que está ubicado en un edificio en ruinas?.
Hagamos un ejercicio: ¿Cuándo decides mudarte, por el motivo que sea, ¿Cómo imaginas tu nueva vivienda? Mudanza, la mayoría de las veces es sinónimo de mejora: Quizás la imaginas con jardines hermosos, tranquilidad, limpio, de vista agradable. Bueno, si consigues esa propiedad a tu gusto, te puedo asegurar que ese edificio no llegó a esa condición por obra y gracia del Espíritu Santo, está así porque seguramente se ha formado un buen equipo entre administrador, Junta y Vecinos, logrando en conjunto cuidar celosamente su inmueble.
¿Entre cuales vecinos te ubicas, entre los que aporta dando respeto, o entre los que desean imponerse y no respeta las normas de convivencia?
Si eres del segundo grupo, esta nota es para ti: Cuales son algunas de las características de los vecinos del segundo grupo:
  • Hablan mucho, critican, violentan las normas y actúan poco,
  • Piden y hablan de CAMBIO en Venezuela o de revolución porque antes todo era peor .
  • Suben el volumen de música un domingo a las 8:00 a.m.
  • No pagan el condominio o el alquiler.
  • Van a toda velocidad por el estacionamiento y se estacionan en lugares prohibidos
  • Son incapaces de ver el piso limpio del ascensor, y aún así, no limpian el helado que su hijo derramó en ese piso
A este tipo de vecino le digo: El cambio, la rebelión, las revoluciones, se vive con congruencia e integridad. Si pides cambio o criticas el pasado de Venezuela entonces vive en: honestidad, respeto, aceptación, responsabilidad, disciplina. No puedes pedir a otros lo que tú eres incapaz de hacer. Si lo dices, hazlo, se congruente contigo mismo, da el ejemplo con tus propios actos. Hablar es fácil, cumplir esa palabra es lo que realmente te compromete con lo que estás haciendo HOY por tu HOY y por ende por tu futuro. Las palabras tienen un peso, si no vas a ser capaz de soportarlo, entonces mejor no las digas.
  • Pides erradicar la corrupción, no sea corrupto.
  • Pides orden, se parte de la solución y no del caos.
  • Pides respeto a las autoridades: respeta a tus vecinos, empleados, tus playas, tus montañas, tu ciudad.
  • Pides seguridad: aporta prevención y evita acciones irresponsables que pongan en riesgo tu vida y la de otros.
  • Pides calidad de vida, se tú el primero en DAR calidad de vida.
¿Y qué tiene que ver todo esto con revalorización de tu inmueble?
Lo tiene que ver todo. Nada le da más valor agregado a un inmueble que la calidad de vida, y ésta da prestigio. La gente empieza hablar bien de la buena administración y convivencia de determinada vivienda, condominio o comunidad y se vuelve más cotizada. ¿Cómo se logra ésto? Bueno, no puedes dejar sólo en las manos del administrador, o la Junta de Condominio, las responsabilidades inherentes al mantenimiento y buen convivir de tu residencia. Ellos tienen su responsabilidad, pero tú también tienes deberes y derechos. Tienes el derecho de pedir cuentas, de ver cómo van los trabajos, de preguntar quienes son los proveedores contratados, suministrar algún proveedor honesto y responsable, entre otras acciones. Si en vez de imponerte, oyes, asimilas, preguntas, y presentas más soluciones que problemas, estás siendo parte de la solución. No tienes por qué ser amigo de tu vecino, quizás no sea de tu interés, pero tienen algo en común y es una inversión, pues, ese es su punto de integración.
Es común ver cómo a la final nadie quiere participar en las Juntas, dejando solas a las mismas personas, sobresaturándolas por años para después acusarles de ladrones. Es verdad, lamentablemente ha pasado que, los malos vecinos son los que toman las Juntas, tomando también actitudes prepotentes, o poco decorosas. Cuando eso ha pasado, las irregularidades son el resultado del abandono, desidia y desinterés de la comunidad en sus propios asuntos.
Mejora la comunicación. Respira. Oye. Empatatiza. No agredas. No humilles. Respeta las normas con el fin de lograr que los derechos sean iguales para todos. Cuidar sale más barato que reemplazar, rearmar o reestructurar. No juzgar. Ve la viga de tu ojo antes que la paja en el ojo de tu vecino. Respeta para que te respeten.
La rebelión ciudadana contra la selvatización de nuestro país empieza por cada uno de quienes compartimos este espacio común llamado Margarita y de allí se irradia a tu comunidad.
Así como cada ciudad es reflejo de sus ciudadanos, cada edificio es reflejo de quienes viven en el. Callar, es otorgar. La ruina de un condominio no puede caer solo sobre una sola persona que conforma la Junta, recae también en aquellos que callaron, cedieron y permitieron.
El trabajo de civilizar, de crecer y vivir en respeto, es largo, requiere paciencia y amor por la vida.
Venezuela es un país bendito: No llegan ciclones, los registros de temblores y terremotos es mínimo, no hay volcanes, hay playas, nieve y desiertos, selva, Tepúes, y tierra fértil, mares bondadosos.
Podemos enamorarnos de una vez de nuestro país, nuestra región, nuestra ciudad y luego y además de nuestro condominio y comunidad, esa comunidad donde crecemos, amamos, lloramos, reímos, compartimos, NUESTRO HOGAR.
Mayerling Vera
Nueva Esparta. Venezuela.
Publicado originalmente en: @BuenaVidaGuia

Mayerling Vera

Directora de la Asociación Civil Llamado a la Conciencia Vial. Promotora comunitaria de RadioComunidad.com. Motivadora e impulsadora en materia de seguridad vial desde el punto de vista vivencial – emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas