Los hidratos de carbono en el rendimiento deportivo

Los hidratos de carbono 

Los hidratos de carbono son llamados también glúcidos, carbohidratos o sacáridos (del griego σάκχαρ “azúcar”) son biomolécula  compuestas por carbono, hidrógeno y oxígeno  y cuyas principales funciones en los seres vivos son el prestar energía inmediata y estructural.

La glucosa y el glucógeno son las principales formas de almacenamiento para el consumo de energía. Por ello es muy común ver a los atletas de alto rendimiento estar muy pendiente del consumo de hidratos de carbono.

Realidad de los hidratos de carbono:

Tras este tema hay un sin fin de comentarios, mitos y por qué no llamarlos malos entendidos,  acerca del consumo de carbohidratos, gracias a muchos que aún siguen escribiendo muy negativo sobre este grupo de alimentos tan beneficioso. El problema que tenemos de sobrepeso está relacionado con un “excesivo” consumo de carbohidratos, debemos aprender a consumirlos, con cantidades adecuadas según el peso y la actividad física que una persona pueda tener. No todos gastamos la misma cantidad de energía pero sí suele pasar que todos consumimos la misma cantidad, hasta más de lo que pudiéramos necesitar, allí se desencadena un desequilibrio y llega el sobrepeso. Si se entiende que el cuerpo funciona como una máquina y necesita las cantidades y un tipo de energía adecuada, los carbohidratos no serían renegados por muchos en su alimentación.

Lo primero que debemos entender es que los carbohidratos son como la gasolina de nuestro cuerpo, la que impulsa y supone energía para nuestras funciones. Por lo tanto una persona que no consuma este grupo de alimentos estará en desventaja y más si hablamos en términos de rendimiento deportivo.  Un deportista sin un consumo adecuado de carbohidratos es un deportista que no logra conseguir su máximo rendimiento, es un atleta que siempre tendrá fatigas, calambres, lesiones deportivas, poca masa muscular y un porcentaje elevado de grasa corporal.

Muchos entrenadores por desinformación llegan a pedirles a sus atletas que supriman el consumo de carbohidratos para bajar de peso, sin saber que más adelante cuando los vuelva a comer van a tener tendencia a reservarlos en forma de grasa y al mismo tiempo lograran  desacelerar su  metabolismo.

Un buen consumo de carbohidrato está determinado por el tipo de actividad que realiza una persona y en el caso de un atleta o deportista está determinado por el tipo de disciplina que práctica. No es lo mismo un futbolista que un triatlonista, las necesidades varían porque demandan diferentes cargas energéticas. Todo deportista de alto rendimiento debe tener orientación con respecto a su disciplina, el consumo de energía (carbohidratos)  y los momentos adecuados para hacer las cargas de estos. Así determinara el éxito que este pueda tener en maximizar su rendimiento.

Los hidratos de carbono son una pieza importante en el deporte, es común ver en sitios donde practican deportes ventas de chucherías y gaseosas, están allí a la espera de la gran demanda de carbohidratos que pueda tener un atleta en su momento de recuperación, es lamentable que luego de practicar un deporte algunos prefieran el consumo de una chuchería o gaseosa ante esas ganas de recuperar energía. Podemos tener a la mano carbohidratos saludables que cubran las demandas de recuperación. Las frutas y cereales naturales siempre son una maravillosa elección.

Nunca elimines este grupo de alimentos, lo importante es aprender cuales son los más sanos, los menos procesados y los que tengas un índice  glucémico bajo o alto y aprender a combinarlos según el momento y la necesidad que se tenga como deportista.

La primera fuente de energía que tenemos los humanos son los carbohidratos que se convierten en reservas de glucógeno. Y para un deportista una de las cosas más importantes es mantener las reservas de glucógeno adecuadas para enfrentar un día de maratón o un partido de fútbol. Por eso serán muy importantes las cargas que se puedan tener los días previos a una competencia o partido. Teniendo en cuenta que los niveles de glucógeno se agotan aproximadamente en los primeros 45 minutos de haber comenzado la actividad deportiva dependiendo del tipo de intensidad que pueda tener, un deportista debe tener en cuenta dicho desgaste y diseñar un sistema dependiendo de la disciplina que practique, no se puede generalizar el consumo de los carbohidratos.

Es muy común ver en el día a día dietas que reprime el consumo de carbohidratos y como consejo les dejo lo siguiente: El cuerpo necesita todos los grupos de alimentos, debe existir un equilibrio entre la actividad física que realice y el consumo de ellos. No elimine los carbohidratos busque orientación y evite un efecto rebote.

Lysandra Villasana

Conferencista, motivadora, especialista en cambio de hábitos y creadora del proyecto Sumabienestar con el cual se identifica en la redes sociales, talleres y charlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas