La Holocracia

 

No hay ninguna duda de que no estamos en una era de cambios sino en un CAMBIO DE ERA. La ERA INDUSTRIAL está dando paso a la llamada ERA DE LA INFORMACIÓN (aunque muchos afirman que esa ERA, que todavía no se ha consolidado, también, a su vez, está dando paso a la ERA DEL EMPRENDIMIENTO).

 

La era industrial dio al traste con la larguísima era agrícola. Comenzó con la construcción de la primera máquina de vapor por los británicos James Watt y Matthew Boulton, en 1774.

 

La transición entre la era agrícola y la era industrial duró unos 100 años y ya nosotros tenemos 50 años en la transición a la era de la información, aunque la mayoría de los habitantes del planeta no se haya percatado de ello. De hecho, la prensa (como la conocemos), los sistemas públicos de salud, el sistema educativo y muchas otras instituciones responden a paradigmas de la era industrial; incluso las Universidades todavía enseñan y capacitan para una era que ya está desapareciendo paulatinamente.

Era industrial

Uno de esos paradigmas de la era industrial es el de la forma de organización empresarial, eso que llamamos la “pirámide organizacional” y que conocemos como el organigrama jerárquico, la empresa dividida en departamentos funcionales con sus directores, gerentes, sub-gerentes, etc. y liderados por el Gerente General o Presidente, que en muchos casos es el mismo dueño de la compañía, quien da las órdenes, las cuales van bajando en cascada por todo el organigrama.

Nivel organizacional

Ha habido en estos últimos 40 años muchas tentativas de cambiar ese paradigma. El célebre “achatamiento” de la pirámide, la pirámide invertida (la cual yo mismo he promovido durante los últimos 20 años), el Kaizen y los “círculos de calidad” japoneses, la llamada Reingeniería, etc. son expresiones de la perentoria búsqueda de otro paradigma organizacional que se adecúe mejor a la necesidad de las empresas por ser competitivas en esta nueva era. El principal problema que encuentran todas estas tentativas es que los miembros de la empresa han sido formados para vivir (y sobrevivir) dentro del paradigma de la pirámide organizacional y han sido entrenados para “trepar” en esa pirámide. Todo lo que han aprendido sobre Poder, Jefatura, Autoridad y Liderazgo ha sido acorde a ese paradigma y les es muy difícil ver más allá, les resulta casi imposible, y en muchos casos absurdo, imaginarse una empresa con otra forma de organización.

 

Pero el ser humano es creativo y adaptativo, su manera de pensar es mutante y, a pesar de los tropiezos, busca y encuentra nuevas soluciones para enfrentar los problemas que se le van presentando. Y aquí cobra fuerza la afirmación de Einstein: “Ningún problema complejo puede ser resuelto en el mismo nivel de conciencia en el cual fue creado”,

Holocracia

Tenemos que abrir la mente para diseñar un nuevo futuro, crear un “nuevo nivel de conciencia” para resolver los problemas que nos plantea esta nueva era, tenemos que ser cada vez más creativos si no queremos vivir en la nueva era con la conciencia de la era pasada. En este nuevo nivel de conciencia está surgiendo un nuevo paradigma: la Holocracia.

 

¿Qué es la HOLOCRACIA?

 

La Holocracia es una novedosa metodología radical de organización empresarial caracterizada por principios como la ausencia de cargos, directivos o jerarquías. Los trabajadores de la compañía se dividen en círculos en una estructura completamente plana, adoptan uno o varios roles dentro de cada círculo, y gestionan su trabajo en un entorno de transparencia radical.

 

Zappos, la empresa fundada por Tony Hsieh, (autor del libro “Delivering Happiness”) ahora englobada dentro de Amazon.com, aunque gestionada de manera independiente, ya anunció su transición hacia la Holocracia y espera terminar el proceso de transformación a finales del 2014.

 

El resultado se pretende que sea una organización adaptable, en la que el crecimiento progresivo no dé lugar a un incremento de la burocracia, y en el que nadie se esconda detrás de un cargo. Tanto la autoridad como la toma de decisiones se distribuyen a través de una holarquía de sistemas auto-organizados, en lugar de emerger de la parte superior de una jerarquía. La idea es dar paso a una organización enfocada al emprendimiento y al liderazgo ejercido por cada persona, cada uno en su papel, sin jefes, sin egos escondidos detrás de cargos, y en la que se supone que se incrementan la agilidad, la eficiencia, la transparencia, la innovación y la responsabilidad.

 

Es muy posible que en este momento sean muy pocas las compañías, los trabajadores y sobre todo los directivos, preparados para entender los conceptos y las implicaciones de una holocracia, la cual ha sido bautizada por muchos como “el futuro de la Gerencia Organizacional”.

 

La Holocracia es sólo una de las formas que los emprendedores y los empresarios de avanzada han encontrado para enfrentar los nuevos retos que plantea este cambio de era y sólo el tiempo dirá cuáles de estos intentos conformarán los nuevos paradigmas de la empresas y organizaciones de los próximos años.

 

Artículo originalmente publicado en http://quicocoaching.blogspot.com/2014/06/

Francisco "Quico" Salazar

Empresario, Conferencista, Asesor Gerencial y Life-Coach

Un comentario sobre “La Holocracia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas