Creemos juntos #CaminosDeLuz

Movilizarse es una condición natural al ser humano.  Hoy, a diferencia de otras épocas de la historia de la humanidad, se ha entendido que es un derecho hacerlo de manera segura y sin traumas.  Algunos se movilizan porque les gusta, otros por necesidad, otros por trabajo o estudios, el caso es que, nos encontramos frente a frente en los caminos, en las rutas, en las carreteras con nuestras historias a cuestas muchas otras veces, nuestra historia la gritan nuestros zapatos.

 

Hoy en el  mundo, quienes trabajan en seguridad vial están buscando la manera de que la movilización humana no sea una tragedia, los caminos fueron hechos para establecer conexiones y progreso, fueron creados para la vida, en base a ello se han diseñado formas para que la estructura vial se adecue a los tiempos, a la modernidad, muchas de esas adecuaciones no contemplan la movilización masiva de peatones, no se esperaba que algunas rutas tomaran ese matiz, se esperaba que, todas las personas tengan igual oportunidad de movilizarse por medios de transporte establecidos según las distancias a recorrer pero a veces la realidad devora lo proyectado y nos sorprende.

 

Hoy a través de “Caminos de Luz” se desea llevar orientación a través de elementos de seguridad vial a personas de bajos recursos, en especial venezolanos, migrantes o no migrantes,  que declaran realizar largas caminatas, de hasta 200 km,  de día y especialmente de noche, alcanzando altas horas de la madrugara por largos trechos de carretera y autopistas sin mucha iluminación y por zonas de alto riesgo, ya que son vías rápidas no aptas estructuralmente para peatones, sumándose las condiciones climáticas desfavorables, tanto para la salud como para la visibilidad, reforzando la necesidad de indumentaria reflectante para así  poder evitar o reducir el riesgo de un siniestro vial, hay evidencia documentada del aumento de movilidad peatonal usando las carreteras de Colombia durante el transcurso del año 2018, es requerido identificarlos como un grupo humano en riesgo. Se trata de no esperar que suceda la tragedia, la prevención como elemento para evitar muertes y evitar el colapso del sistemas de salud es el paso responsable a seguir para garantizar la vida y así evitar que aumenten las estadísticas fatales en materia de tránsito y movilidad terrestre: El Informe “La Seguridad Vial en la Región de las Américas”, publicado en el año 2016 por la Organización Mundial para la Salud, indica que los accidentes de tránsito en la región se cobran la vida de 154.089 personas al año, de esa tasa de mortalidad, un 45% corresponde a peatones, ciclistas y motociclistas.

 

A través de “Caminos de Luz” declaramos el lema: POR LA VIDA EN LA VÍA.

 

Con tu aporte se elaborarán brazaletes reflectantes para niños y adultos, más una tarjeta que incluirá consejos para los peatones y números de teléfono de emergencia de distintos países, estos serán distribuidos de manera gratuita en los centros de acopio señalados como los de más alto tránsito peatonal en Colombia.

¿Cómo apoyar?

1.- Puedes hacer tu aporte financiero a través del siguiente link: https://vaki.co/vaki/CaminosDeLuz

 

2. – Puedes compartir el link, arriba señalado  y  el póster que dejaré a continuación:

Dona un brazalete
Compartir es apoyar.

Arte  del proyecto gracias al apoyo de la diseñadora Valentina Arenas. Puedes contactarla por Twitter:  @_calavera_

Tejemos redes, creamos #CadenasDeAmor #PrevenirParaLaVida

 

 

Mayerling Vera M

Directora de la Asociación Civil Llamado a la Conciencia Vial. Promotora comunitaria de RadioComunidad.com. Motivadora e impulsadora en materia de seguridad vial desde el punto de vista vivencial – emocional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas