Crisis: ¿Piensas emigrar? Conoce el impacto en la familia

Una crisis, es un cambio brusco o una modificación importante en el desarrollo de algún suceso, y ésta puede ser tanto física como simbólica. Crisis también es una situación complicada o de escasez que se presenta en un momento determinado, por lo tanto nuestras vidas van a estar expuestas en diversas ocasiones a éstas transiciones, de hecho en la Medicina Familiar están descritas las Crisis Normativas (no patológicas) que atravesamos en cada una de las etapas de nuestro ciclo vital y que debemos estar preparados para enfrentar, porque son cambios o modificaciones que van a afectar de alguna manera nuestra vida e interrelación familiar.

Algunas de estas crisis están relacionadas con momentos vitales, como por ejemplo, el matrimonio, que marca el comienzo de la familia y el proceso de adaptación en los nuevos roles asumidos que van a afectar a la pareja, otro ejemplo es el embarazo, que está altamente influenciado en la nueva madre, con cambios hormonales y su preparación para el rol materno. El inicio de la etapa escolar, que separa a los padres transitoriamente de los hijos de esa permanente unión física que experimentaron hasta ese momento. La adolescencia, es una etapa que genera un alto motivo de consulta en Psicólogos, Psiquiatras y Médicos Familiares, sobre todo por la conducta irreverente del joven que deja de ver a su padre como el protector, para verlo ahora como el obstáculo para el cumplimiento de sus caprichos. El inicio de la vida laboral, que produce un nuevo sentido de responsabilidad, por el hecho de tener que sujetarse a una autoridad con la que no tiene vínculo familiar y que recibe un pago por ello. El nido vacío o la salida de los hijos del hogar, ya sea por matrimonio u otras causas, representan para los padres un impacto indeseado y si no es bien manejado puede generar conflictos. Todos éstos solo por solo mencionar algunos ejemplos de crisis, que suelen ser “normales” y que atraviesan cada una de las familias, dependiendo de sus características.

 

Ahora bien, es necesario que sepan que en condiciones normales, estas crisis son transitorias y son oportunidades para el crecimiento y fortalecimiento de la familia, de allí que es necesario entender que no están exentos de padecerlas.

De igual manera ante cualquier crisis que tengas en la vida, incluso la que padecen millones de personas por la coyuntura socioeconómica de algunos países como Venezuela, es necesario para enfrentarlas, conocerlas en profundidad y comprender que son transitorias y así, tendrás las herramientas para manejarlas de forma efectiva y superarlas. Ello no se trata solo de un consuelo, es una verdad que debemos creer con fe.  Prueba de ello es lo ocurrido por ejemplo en Europa y sobre todo en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, cuando quedaron destruidas, no solo en su infraestructura,  sino hasta moralmente y hoy son una potencia mundial en la que puedes vivir con un nivel de estabilidad y de seguridad social hasta envidiable. Pero sin ir tan lejos en Colombia, Perú, Chile por mencionar solo algunos vecinos, que hace poco presentaban crisis humanitarias con guerra civil y dictaduras, hoy son receptores de los hermanos venezolanos que emigran ante la crisis de este país.

 

Si te vas…

En Venezuela, la crisis económica evidenciada con una hiperinflación que bordea valores históricos, ha resultado en una diáspora que ha repercutido en la rotura de la armonía familiar y que su expresión más dura es la separación del padre proveedor, que deja a sus hijos para buscar una mejor calidad de vida.  En ese aspecto, lo ideal es la migración completa de la familia (padre e hijos sobre todo) pero, de no ser posible, es necesario realizar una preparación previa sobre todo a los hijos, antes de emprender el viaje, ya que son ellos los principales afectados ante esa realidad. Para ello recomendamos ayuda profesional, a fin de evitar no solo las crisis familiares, si no el daño a la salud mental de todos los miembros del grupo familiar. Desde el punto de vista médico esto representa una “crisis por desmembramiento”, por desequilibrio del triángulo padre, madre, hijo, que afortunadamente puede ser reversible y trae algunos consecuencias en las cuales no vamos a profundizar pero que son necesarios que conozcan. Uno de los más destacados son los trastornos psiquiátricos como la depresión, ansiedad, etc. de alguno de los miembros de la familia, otro conflicto es el nuevo rol superpuesto, de madre/padre si el que emigra es uno de ellos, trastornos de la conducta en los hijos, como rebeldía o aislamiento y hasta regresiones en los pre escolares que pueden experimentar perdida en el control de esfínteres, después de haber superado ya esa etapa, puede aumentar también el riesgo psicosocial de consumo de drogas de abuso, como la mariguana o cocaína en los hijos adolescentes, entre otras afecciones que pueden presentarse por una familia desmembrada.

Que debemos hacer

Uno de los elementos más importante a destacar, es entender y dejar claro en los miembros de la familia que no emigran, la transitoriedad de la separación y ello puede aliviarse con el contacto permanente del que se va, con los que  se quedan, de allí que es fundamental el uso de los medios de comunicación interactivos, que deben ser previstos antes de partir, en función de garantizar la comunicación permanente entre los miembros de la familia, y para ello,   las redes sociales son una herramienta de vital importancia; en éste sentido se recomienda al preparar tu viaje, que gestiones la forma como mantendrás el contacto, pudiendo  hacer uso de alguna de éstas aplicaciones, por ejemplo, una cuenta de Skype, WhatsApp, entre otros, desde cualquier parte del mundo donde te encuentres. Es importante también que resuelvas los aspectos técnicos de conexión a internet y los dispositivos a utilizar

Por último, es necesario no subestimar la profundidad de los daños que produce la rotura del orden familiar, por muy transitorio que sea, así que en tu planificación, solicita ayuda profesional, por lo menos 3 meses antes de partir, para obtener las herramientas para hacer frente a esta crisis familiar de la manera más adecuada, sin que deje secuelas sobre todo en los más pequeños de la casa.

Dr. Adolfo Delgado

(doctorfamilia.com.ve)

Un comentario sobre “Crisis: ¿Piensas emigrar? Conoce el impacto en la familia

  • el 01/07/2018 a las 9:50 pm
    Permalink

    Gracias por tus consejos. Muy oportunos en estos tiempos..

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas